Venezolanos en Perú inician sueños con fuerza emprendedora

Foto: Cortesía

 

Con 400 emprendedores venezolanos y peruanos arrancó la mañana de domingo la segunda cohorte de la Escuela de Soñadores.

La actividad realizada de manera virtual por zoom y transmitida por Facebook fue muy emotiva, arrancó con un video de bienvenida ofrecido por sus facilitadores y también los alumnos de la primera cohorte, quienes desde su experiencia les hablaron a los 400 soñadores que durante dos meses podrán formarse para palpar sus sueños y cambiar sus vidas.

“Sabemos que llegar a un nuevo país y comenzar desde cero es muy difícil, como también arrancar un emprendimiento sin conocimientos, es por ello que les daremos las herramientas para que logren el éxito que merecen”, afirmó Jerry Marcus, representante de Usaid, quien explicó que el conocimiento es la base para lograr los propósitos y que sin duda alguna confía en que los resultados de esta nueva cohorte llevará a los participantes a lograr tener un medio de vida decente y sostenible.

Durante la apertura también se encontraba presente Óscar Guzmán, director del Proyecto de Inclusión Económica (EIP), que mostró la satisfacción que siente de poder estar apoyando esta iniciativa. “Estoy seguro de que con este curso vamos a poder ayudar a muchas familias venezolanas como también la población local, seguiremos trabajando para ofrecer actividades económicas”, afirmó, pues con la elaboración de planes y metodologías de educación financiera podrán salir adelante.

Para Ana Isabel Valarino, directora de la Escuela de Soñadores, el proyecto tuvo “una crisis de éxito” y fue por ello que se amplió la cobertura. “Íbamos a iniciar con 280 emprendedores, pero hubo una alta respuesta a la convocatoria donde se postularon más de 800 personas, por ello decidimos atender a 400”, añadió, además pidió compromiso a los participantes porque es una escuela exigente que va a demandar de mucha responsabilidad y creatividad.

Las otras 400 personas que no fueron seleccionadas en esta segunda cohorte serán tomadas en cuenta para la tercera fase y estarán recibiendo diferentes procesos de capacitaciones. “No los vamos a perder de vista, los estaremos apoyando con talleres paralelos a la escuela mientras se apertura el siguiente grupo”, anunció Óscar Pérez, presidente de UVP, que destacó que los proyectos siguen pues, estarán capacitando a madres solteras y a profesionales para generar más oportunidades de empleo.

Nota de prensa