HRW alertó sobre violaciones a los DDHH en Venezuela dentro de su reporte 2021

Archivo.

 

La organización Human Rights Watch incluyó a Venezuela en uno de los capítulos dentro de su reporte de 2021 por todos los sucesos sobre violaciones de derechos humanos que se viven en el país.

lapatilla.com 

El informe se realizó en base a la misión de determinación de los hechos creada por el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de las Naciones Unidas que determinó que autoridades del más alto nivel cometieron flagrantes abusos que constituyen crímenes de lesa humanidad.

La organización precisó que el régimen de Nicolás de Maduro y sus fuerzas de seguridad son responsables de ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas.

 

Manifestantes opositores se reúnen en las inmediaciones de las oficinas del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) EFE/ Miguel Gutiérrez.

 

Al respecto, Feliciano Reyna compartió su visión sobre el papel que puede y debe jugar la comunidad internacional en Venezuela.

Felicitó los avances que se han tenido a diversas materias, pero que se esperan más esfuerzos para detener los conflictos creados por la erosión de los derechos humanos.

“Es necesario actuar en las dos vías y aquí la comunidad internacional tiene un papel fundamental que cumplir, no solamente en sus acciones políticas y diplomáticas para contribuir en buscar soluciones, sino al mismo tiempo de actuar de la cooperación internacional humanitaria. Para Venezuela ha producido efectos visibles pero sigue siendo insuficiente, esperamos que se concrete la entrada del Programa Mundial de alimentos por los niveles de inseguridad alimentaria de la población, es vital la presión para recuperar las condiciones de vida digna y eventualmente enrumbar al país hacia las vías de desarrollo”, dijo.

 

 

Esta no es la primera vez Human Rights Watch se pronuncia sobre Venezuela, instando a que se respeten los derechos de sus ciudadanos. Para diciembre del 2020  la organización exigía al régimen de Maduro que era imperativo el respeto y las garantías para todos los ciudadanos de la región sudamericana, que atraviesa una de las peores crisis de su historia.

En este nuevo informe es más amplio y se habla de la crisis de refugiados, sobre la persecución, detención y tortura de opositores políticos, las ejecuciones extrajudiciales,  sobre los grupos armados, la libertad de expresión y otras demandas expuestas.