María Inés Morán: Bueno nunca es suficiente, el reto es buscar siempre la excelencia

María Inés Morán @coachmimoran

La excelencia es uno de los 14 valores que forman la columna vertebral de ActionCOACH, en cada encuentro con nuestros clientes y en nuestra práctica diaria, tenemos siempre presente este valor.

En términos de negocios, cualquier empresa que aspire a crecer y generar resultados positivos a mediano y largo plazo, debe implementar estrategias y mejoras continuas que busquen la excelencia. Cuando conviertes esta práctica en una rutina de tu negocio, lo transformas en una organización de alta competitividad.

La excelencia va de la mano con la competitividad, eso fue lo que llevó, por ejemplo, a los San Francisco 49ers, en tan solo tres años, a pasar a ser el peor equipo de fútbol americano de los Estados Unidos, y tal vez el peor equipo deportivo profesional, a ganar el Super Bowl. Y el mérito de este logro pertenece al entrenador de fútbol y director técnico Bill Walsh y su sistema de estándares de desempeño.

Walsh se encontró con un equipo desmoralizado, en la quiebra, sin candidatos a jugadores y resignado con la derrota. El cambio no fue inmediato, aun durante la primera temporada el equipo perdió otros catorce partidos, y aunque esto casi lleva al entrenador a renunciar, se mantuvo firme, porque confiaba en su sistema, no sabía cuánto iba a tardar en arrojar resultados, pero se mantuvo firme en su sistema de estándares de desempeño, a pesar de las críticas, a pesar de la incredulidad de muchos, y eso le valió levantar el trofeo Lombardi del Super Bowl.

Lo maravilloso de Walsh, y he allí una gran lección es que nunca se obsesionó con ganar, su foco se mantuvo en implementar sus estándares de manera sistemática y sostenida, en hacer lo que se debía, cuándo hacerlo y cómo, a través de toda la organización, comprometiendo a todos los niveles.

Su sistema implicaba normas, que para muchos resultaban triviales, pero que a la larga demostraron ser efectivas: los jugadores no tenían permitido sentarse durante las prácticas; los entrenadores debían usar corbata y mantener la sobriedad en su apariencia; los vestidores debían estar siempre limpios y ordenados; las vulgaridades, los vicios y las peleas estaban prohibidas; los jugadores de cada posición y rol tenían planificados de forma milimétrica, el número de prácticas y los movimientos; y la puntualidad era una norma indiscutible.

Para Walsh, si los jugadores y todo el equipo podían cumplir con todos los detalles, los resultados mejorarían por sí solos, y esto haría que llegarían los triunfos.

Otra gran lección que puedo extraer del triunfo de los San Francisco 49ers y el sistema Walsh es la importancia de no dejarse embriagar por los triunfos, la clave está en permanecer centrados en hacer todo con excelencia. Tener siempre presente que los trofeos llegan gracias a la disciplina, los estándares, el compromiso de toda la organización, y solo ese enfoque es lo que nos mantendrá allí.

Para ello, debes mantener el foco en:

Tu liderazgo. Brad Sugars, creador de ActionCOACH lo resume en una frase: “Tu negocio crecerá tanto como tú crezcas”. Todo depende de tu visión, de los estándares que establezcas y de lo que hagas para alcanzar tus metas.

La planificación. Un buen plan te permitirá saber qué hacer y cuándo ejecutar las acciones, para sortear los desafíos y potenciar tus ventajas.

Compromiso. Involucrar siempre a tus clientes, a tu equipo y a tus proveedores. Trazarte el propósito de comprometer a todos en alcanzar la excelencia.

Los estándares. Trazar metas, determinar los KPI`s y operar siempre con la misión de alcanzar y superar los objetivos, resulta vital para alcanzar la excelencia. Otra clave está en asumir el reto de subir los estándares de calidad, una vez alcanzadas las metas.

Ten en cuenta que cuando la excelencia rige tu negocio, y te enfocas en la búsqueda continua de la mejora y la innovación, más temprano que tarde, estarás levantando el equivalente al trofeo Lombardi por tus logros.

Entonces, ¿te conformarás con lo bueno, o te trazarás la aventura de buscar incesantemente la excelencia?