Venezolanos desesperados venden enseres para costear tratamiento pediátrico de sus hijos

 

 

Padres del oriente del país, denunciaron que no tienen dinero para costear el tratamiento de sus hijos, por lo que tienen que vender artículos personales para poder pagar parte de los medicamentos.

Angela Miranda, madre de un paciente pediátrico, informó que el antialérgico recetado a su hijo cuesta más de 10 dólares. “Si mi marido está trabajando lo compro, sino, tengo que esperar, o que me lo den aquí en la farmacia, si es que hay”.

En las afueras de las áreas pediátricas de los centros de salud, los padres esperan respuestas de sus familiares para comprar las medicinas de sus hijos, algunos tienen que vender sus hasta los objetos de sus hogares para costear sus tratamientos.

José Roa, padre de un infante, confesó que tiene que pedir prestado, vender cualquier cosa o algo de su casa. “Imagínate tú que te pongas a depender de un sueldo, que eso no alcanza ni para comprar un kilo de azúcar o una leche”.

Conforme a la tasa de cambio oficial del Banco Central de Venezuela (BCV) el salario mínimo integral en Venezuela es cercano a 3 dólares. Mientras tanto, un medicamento para controlar cuadros febriles se ubica en al menos 5 dólares; cuando se necesitan exámenes y tratamientos especializados la inversión superaría los 100 dólares, según los encuestados.

Centro de Comunicación Nacional