Los beneficios de la vitamina D y su relación con la nutrición ante la llegada de la pandemia

(Getty Images)

 

La vitamina D es la gran estrella indiscutida de los nutrientes, que tomó especial protagonismo a partir de la pandemia por COVID-19. Estudios recientes señalaron sus vastos beneficios a la hora de reducir las complicaciones y gravedad en pacientes que padecieron la infección por el virus SARS-CoV-2.

Por Infobae

En este marco, y para referirse a la tan mencionada vitamina, el médico especialista en nutrición y diabetes Silvio Schraier, (MN 57.648) docente de medicina interna y nutrición en la UBA, director de la carrera de especialización en Nutrición en la UBA sede HIBA, experto en lípidos y diplomando en Comunicación Científica, Médica y Ambiental (UPF) se refirió en una nueva edición de Stamboulian Talks al COVID-19, la vitamina D y la nutrición en tiempos de pandemia.

“Respecto a la vitamina D, hay muchísimos estudios que muestran que el déficit de vitamina D empeora o predispone al contagio de SARS-CoV-2 y a contraer COVID-19. No hay ningún estudio que haya demostrado que consumiendo más vitamina D nos exceptuamos de esta plaga, por lo tanto tener niveles normales de vitamina D es útil, ahora, inundarse de vitamina D no aporta, lamentablemente, ningún beneficio”, señaló Schraier.

De acuerdo al especialista, “hubiese sido fantástico, no es algo tan caro, se puede consumir de diversas maneras, pero la realidad es que hoy tenemos mucho más déficit de vitamina D que en la historia y también la realidad es que nosotros como profesionales de la salud podemos recomendar vitamina D aún sin un dosaje, salvo que uno tenga una enfermedad predisponente severa donde hay que cuidar mucho el nivel, en enfermedad renal crónica, en hiperparatiroidismo, etc.”.

Respecto a la alimentación saludable en tiempos de pandemia, según el médico especialista en nutrición, lo primero es que tenemos que tratar de tener un peso saludable. “Que un adulto tenga un par de kilos de más no sería el gran problema, pero tener un exceso de peso consuetudinario es dañino para la salud. Durante muchos años se criticó a la persona con sobrepeso y obesidad como si fuese un individuo que no tiene voluntad de estar sano, no hay nada peor que ese concepto. No conozco en 40 años de profesión ningún individuo que haya tenido voluntad de estar gordo: hay genética y hay ambiente”, alertó.

Según Schraier, en un ambiente donde hay mucha gente que muere de hambre pero también hay mucha accesibilidad de alimentos tenemos que comer variado, de todo un poco. Ninguno de los alimentos es la panacea, ninguno de los alimentos es todo lo dañino que hay y cuantos más colores se pueda incorporar mejor.

“Siempre las verduras y las frutas son caras sí, pero son más caras las que están fuera de estación, entonces vayamos a la verdulería, miremos cuáles están en mejor precio porque son de esa estación y compremos esas”, recomendó.

“Insisto: frutas y verduras de todos los colores sin saber esos nombres raros que le ponemos los que somos profesionales de la salud, uno sabe que si come algo rojo, algo naranja, algo amarillo, algo blanco, algo azul, algo verde, está completando su alimentación bien y yo no le pongo un nombre a ese vegetal porque alguno le puede no gustar la lechuga pero le puede gustar la espinaca, algunos le pueden no gustar el tomate entero pero le puede gustar la salsa de tomate, con lo que aparece un pigmento que se llama licopeno que es fantástico”, añadió.

 

Lo recomendable es comer frutas y verduras de la mayor cantidad de variedad y colores (REUTERS/Jaime Saldarriaga)

 

De acuerdo al experto en nutrición, en relación a la famosa naranja, que es la reina de todos los cítricos y la vitamina C, si yo lo exprimo a la mañana, cuando me fui a lavar las manos, ya me quedé sin vitamina C en el vaso, por lo tanto por favor comamos las frutas y no tomemos el jugo como elección, una cosa es que sea natural y otra cosa es que por natural sea saludable”.

“Tratemos de caminar media hora todos los días; si tengo exceso de peso caminemos una hora por día, cuatro veces de 15 minutos, 3 de 20, o lo que se pueda. Siempre es mejor que nada. Hoy estamos con celulares que en cualquier aplicación que cuente pasos sirve y si nos consideramos sedentarios cuando caminamos menos de 10 mil pasos por día, pero en esos 10.000 pasos están incluidos los de ir al almacén, los de ir al supermercado, están incluidos todos los pasos, entonces si no tengo ganas de contar simplemente cualquiera de estas aplicaciones que no se necesitan ningún celular sofisticado: nos sirven la media o una hora para contar eso”, aconsejó.

El objetivo de Stamboulian talks es transmitir a través de exposiciones atractivas y sintéticas aspectos interesantes, importantes o novedosos en temas sanitarios. La meta es que cada presentación sirva de disparador para que la audiencia se sienta motivada a profundizar, indagar, crear conciencia o pasar a la acción en relación a los temas presentados.