Laureano Márquez: De la amistad (virtual)

Cicerón (106-43 a C.), el gran jurista, pensador, escritor, filósofo, orador, dueño de una villa cercana a Roma y novio de Publilia, fue alejado del centro de poder político por Julio César, entre otras cosas, por manifestarse contrario a su dictadura.

En ese tiempo de enemistad con el célebre general romano, escribió un tratado sobre “El arte de cultivar la verdadera amistad”, el cual contiene una serie de recomendaciones muy valiosas en relación con la amistad que merecen ser puestas al día en estos tiempos donde nuestras relaciones son fundamentalmente virtuales.

Los consejos de Cicerón no han pasado de moda, siguen siendo igual de útiles hoy si los adaptamos, cosa que nos proponemos hacer de seguido:
I
Según Cicerón existen distintos tipos de amistad: los conocidos y los verdaderamente amigos. También sucede así en las redes, No es lo mismo un amigo de Facebook, que un seguidor de Instagram y mucho menos uno de Twitter. Este último no necesariamente te sigue por amistad, también puede hacerlo por rabia y por odio. Un verdadero amigo, un amigo del alma es el que te da retweet o repost.

II
Solo las personas buenas pueden ser amigos verdaderos, apunta el jurista romano. Con buenas personas alude a aquellas amistades que cultivamos por WhatsApp, el único espacio donde los amigos están verdaderamente identificados porque forman parte de tu lista de contactos. Se trata de gente en la que cabe la posibilidad de que la hayas visto alguna vez en tu vida, lo que significa que existe un vínculo sólido.

III
Debemos elegir a nuestros amigos con precaución, es el consejo de Cicerón. Por eso al Facebook le han colocado la posibilidad de aceptar o no la solicitud de amistad. Recuerda que siempre puedes bloquear a aquellas personas indeseables, salirte de grupos de WhatsApp, argumentando, además, que fue por error si alguien te reclama. Cuando Roberto Carlos cantó: “Eu quero ter um milhâo de amigos”, estaba sentando las bases del Facebook. Lo bueno es que en esta red puedes rescatar amigos de aquellos que eran de verdad y hacerlos amigos virtuales, sin tener que verlos nunca más en tu vida.

IV
Haz amigos nuevos pero conserva los antiguos, es otra de las recomendaciones del filósofo romano. ¿Qué quiere decir esto en términos actuales? Si te metes en Instagram, no abandones el Twitter ni el Facebook y nunca olvides que Tinder es la mejor opción para conocer gente. Lo bueno de las nuevas formas de amistad es que no ocasionan otros gastos que los de electricidad y como todo se hace de manera virtual, basta con vestirse de la mitad para arriba, si se trata de video llamada, Skype o Zoom.

VII
Los amigos son sinceros entre sí, nos dice Cicerón. Según el filósofo los amigos verdaderos no nos dicen lo que queremos oír, sino la verdad. En este sentido, cada vez que te pongan por el suelo en Twitter, que es el sitio por excelencia para que le digan a uno lo que no quiere oír, se debe responder con un mensaje de gratitud y no bloqueando a una persona. Muchas veces los likes, esconden la falsedad de quien solo quiere adularte. Un insulto es siempre sincero.

VIII
La amistad es un premio en sí misma. Este es otro de los postulados del jurista. No le falta razón también en esto en los tiempos que corren. Cada vez que aumenta el número de seguidores en cualquiera de las cuentas que se mantienen en las redes sociales, un placer espiritual profundo nos ronda y nos sentimos recompensados. Al superar el millón es cuando puedes considerarte una verdadera buena persona. No es nada casual que la persona más seguida del planeta sea un Cristiano.

IX
La vida sin amistad no merece la pena, es otra de las conclusiones de Cicerón. Tiene toda la razón: ¿Qué sentido puede tener la existencia para aquellos que viven sin Twitter, Instagram, Facebook, Tiktok o Tinder? Es realmente como si no existieran, llevan una vida sin history. Nunca es tarde para comenzar a vivir una amistad virtual. Dan lástima aquellos seres que para conversar con un amigo deben invitarle a comer o a tomar un café. Nunca conocerán el valor de una verdadera amistad virtual.

X
Por último, la verdadera amistad sobrevive el tiempo, dice el romano. Un postulado completamente vigente. En tus redes puedes revisar las estadísticas y ver cuántos nuevos seguidores tienes o cuantos te han dejado de seguir. Solo aquellos que se mantienen fieles en tus redes son los verdaderos amigos.