Vías agrícolas de seis municipios en el estado Lara se vuelven intransitables por las lluvias

Productores de zonas agrícolas en seis municipios del estado Lara reportan que cada vez que llueve el daño en las vías se incrementa, lo que genera que estos sectores queden incomunicados y que la única manera de sacar su cultivos sea en moto e incluso a pie.

Por Lorena Rojas | LA PRENSA DE LARA

Esta es una realidad a la que han tenido que enfrentarse los agricultores de los municipios Crespo, Andrés Eloy Blanco, Urdaneta, Morán, Torres y Jiménez, quienes aseguran que actualmente se les hace muy cuesta arriba el poder llegar a sus cultivos.

“Para poder llegar desde el pueblo hasta la finca hay que durar al menos dos horas porque la vía está muy deteriorada, además que por las lluvias los árboles se han caído y son los mismos habitantes de los sectores cercanos los que los quitan de la vía”, aseguró Luis Garrido, agricultor del municipio Crespo.

Algunos de los sectores que han quedado incomunicados en Crespo son Lava Rosa, La Cuesta, El Guarapo, entre otros, mientras que en Andrés Eloy Blanco las vías de penetración no permiten el tránsito y para bajar desde Quebrada Honda de Guache a Sanare, en el caso de Urdaneta, el sector El Porvenir está full de huecos lo que hace que conductores tengan que maniobrar para evitar caer en ellos.

Que el gobierno regional no se ocupe de las vías pone en riesgo las cosechas de hortalizas como maíz, tomate, ají, cebolla, melón, entre otras que se cultivan en los municipios, las cuales podrían perderse porque los agricultores no podrían llevarlas con facilidad al pueblo para que sean vendidas.

Se repite en otros estados
El deterioro de las vías agrícolas no sólo se ve en Lara, sino también en estados como Bolívar, específicamente en el asentamiento agrícola Las Peñas, donde algunos productores sacan lo poco que cultivan mediante burros y caballos, mientras otros lo hacen a pie.

Aseguran que cuando hay sequía pueden usar los vehículos, pero como ha estado lloviendo constantemente el barro impide el ingreso a los sembradíos.

Asimismo, otro de los estados que se ha visto afectado es Mérida, donde los agricultores en los últimos meses han reportado que han perdido sus cosechas porque sus sembradíos han quedado bajo el agua y las vías están intransitables.

Combustible también los limita
El incremento del gasoil a 0.50 centavos de dólar es otro de los factores que ha afectado a los agricultores, debido a que los tractores y camiones requieren de un alto litraje y el combustible que les subsidian no es suficiente para mantenerlos, por lo que constantemente deben comprar.

Asimismo, aseguran que el combustible no llega con frecuencia a los municipios, lo que hace que sea aún más cuesta arriba el poder sacar sus cosechas hacia otros estados, pues para viajar deben llevar los tanques de los camiones full y hasta llevar algunos bidones para poder devolverse.

Desde los municipios, agricultores piden que el gasoil siga siendo subsidiado porque requieren una gran cantidad para trabajar y con el combustible a ese precio son muy pocas las ganancias que obtienen luego de entregar los rubros.