Cayeron envíos de crudo venezolano a Cuba en junio, mes de apagones en la isla

Un petrolero se ve en el mar fuera de la refinería de petróleo de Puerto La Cruz. REUTERS/Alexandra Ulmer

 

 

Cuba recibió en junio unos 66.400 barriles de petróleo diarios (bpd), cifra que incluye los envíos de crudo, fuel oil, gasoil y gasolina de su aliado Venezuela, en un mes en que la reanudación de los envíos a Europa de Caracas impulsaron las exportaciones y casi dos tercios de las cargas totales fueron a parar a Asia.

Por Diario de Cuba

Esa cantidad es algo menor que los 70.000 bpd de envíos promedio de abril. En mayo no se divulgaron las cifras precisas, aunque los cargamentos continuaron.

La disminución de los despachos de combustible en los últimos meses coinciden precisamente con la peor temporada de apagones que hayan sufrido desde el verano de 2021 los cubanos. No obstante, las autoridades achacan los cortes de energía al deterioro de las termoeléctricas, averías de última hora y al embargo de EEUU.

Durante junio, los primeros cargamentos de crudo venezolano enviados a Europa en dos años ayudaron a impulsar las exportaciones de petróleo de la nación OPEP en un 61% el mes pasado, después de una serie de reveses a principios de año, según mostraron datos de seguimiento de petroleros y documentos de la estatal PDVSA divulgados por Reuters.

La italiana Eni y la española Repsol comenzaron a recibir crudo venezolano luego de recibir luz verde del Departamento de Estado de EEUU. La decisión de Estados Unidos, una medida para ayudar a Europa a compensar la pérdida de petróleo ruso tras la invasión de Ucrania, también marca un paso hacia mejores relaciones entre Caracas y Washington.

Los intercambios de petróleo por deuda, vistos por los analistas como una señal de la relajación de las sanciones de Washington a la nación sudamericana, ocurrieron mientras funcionarios estadounidenses visitaban Caracas para discutir la liberación de estadounidenses encarcelados. Esa visita no logró asegurar su liberación.

En junio, PDVSA y sus empresas conjuntas enviaron un promedio de 630.500 bpd de crudo y combustible, un aumento del 61% respecto al mes anterior y similar al mismo mes del año pasado, según los documentos.

Las exportaciones de Venezuela en mayo se habían desplomado debido a los cambios impuestos por PDVSA que requieren prepagos por cargamentos. Los cambios se produjeron después de que algunos compradores incumplieran los pagos.

Aún así, PDVSA siguió teniendo problemas para administrar los inventarios de crudo pesado y diluido, que estaban cerca de su capacidad máxima y forzaron seis interrupciones no planificadas en una de sus estaciones de mezcla el mes pasado, según uno de los documentos vistos por Reuters.

El secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo, dijo el martes que permitir que los suministros adicionales de Irán y Venezuela fluyan a los mercados podría aliviar la escasez mundial de suministros.

El Gobierno francés hizo un llamado similar la semana pasada, y dijo que la comunidad internacional debería explorar todas las opciones para aliviar la restricción rusa de los suministros de energía.