¡Alerta! La estafa nigeriana se reinventa y busca víctimas en Venezuela

Crecen las estafas de phishing en Instagram (EFE/SASCHA STEINBACH/Archivo)

 

Dos modalidades de estafas han perdurado en el país, y actualmente intentan retomar cierto auge.

Por: Crímenes Sin Castigo

La primera es conocida tradicionalmente con el nombre de “nigeriana”, por el país que la popularizó en la última década del siglo pasado. Entonces, el medio de transmisión de los mensajes para enganchar a las potenciales víctimas era el telefax. Ahora, es el correo electrónico.

Un texto transmitido por este medio el 25 de agosto es atribuido a Zeeshan Ahmed, supuesto manager del Dubia Islamic Bank. (Sí, Dubia). Para mayor confusión, el remitente asegura que sus oficinas están en Dubai. En el correo, invita a un plan de inversión.

Dice tener 9,5 millones de dólares en “exceso de las ganancias” correspondientes al último ejercicio fiscal. Ahmed quiere formar una “sociedad”, consistente en entregar los fondos a una cuenta bancaria de la víctima, para que luego ella los transfiera con 45% de descuento a otra del mismo titular, abierta en su banco. La oferta es tentadora, pues dejaría más de cuatro millones de dólares de ganancia. Al que desea embarcarse en ese esquema, le cobrarán 1500 dólares en comisión por la apertura de esa cuenta en el Dubia, y después Ahmed desaparecerá.

Los correos con estas propuestas son distribuidos por cientos de miles, en diversos idiomas, a un costo nulo para los estafadores. De esos miles, alguien cae. Otro engaño muy difundido consiste en la apropiación de los datos de las cuentas bancarias que los venezolanos han abierto en EEUU.

Los correos personales reciben una notificación, por ejemplo, del Bank of America, en la que solicitan entrar por un enlace suministrado para facilitar la actualización de los datos. En realidad, en un phishing. Estos datos son usados posteriormente para hacer consumos y transferencias en línea. En ambas modalidades, las posibles víctimas no tendrán ninguna instancia en la cual formular sus denuncias. Y de hacerlas ante Cicpc no habrá forma de avanzar en las pesquisas, debido al aislamiento internacional de la policía de investigación venezolana.