Hospitalizada en cuidados intensivos opositora que cumplía prisión arbitraria en Bielorrusia

 

La líder de la oposición bielorrusa María Kolesnikova, que cumple una condena de 11 años de prisión, fue hospitalizada en cuidados intensivos, informaron el martes sus partidarios.

“María ha sido ingresada en cuidados intensivos en Gomel” en el sureste de Bielorrusia, informó en un comunicado el servicio de prensa de Viktor Babaryko, otro opositor bielorruso.

Según el comunicado, Kolesnikova, de 40 años, ingresó el lunes en una unidad quirúrgica y luego fue trasladada a cuidados intensivos.

“¡Terrible noticia! Nuestra querida Masha [diminutivo de María], esperamos todos que estés bien”, escribió en Telegram la líder de la oposición bielorrusa en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya.

María Kolesnikova fue condenada en septiembre de 2021 a 11 años de prisión tras ser declarada culpable de “conspirar para tomar el poder”, “llamar a acciones que socavan la seguridad nacional” y “crear un grupo extremista”.

Fue una de las líderes de las manifestaciones a gran escala de 2020 contra el régimen bielorruso, cuando el presidente Alexander Lukashenko se adjudicó la victoria en unas elecciones que la comunidad internacional consideró fraudulentas.

Kolesnikova fue encarcelada en septiembre de 2020 luego de resistir a una tentativa para expulsarla de su país.

Su coacusado, el abogado Maxime Znak, fue condenado a 10 años de cárcel en una colonia penitenciaria de alta seguridad.

Maria Kolesnikova y Maxime Znak trabajaron para Viktor Babaryko, rival del presidente bielorruso condenado en 2021 a 14 años de cárcel por fraude, un caso que denunció como político.

Pertecían al Consejo de coordinación de siete miembros instalado por la oposición, luego de las elecciones presidenciales de agosto de 2020 para tratar de organizar una transición pacífica tras 25 años del régimen de Alexandre Lukashenko.

Kolesnikova es una de las tres mujeres propulsadas a la cabeza del movimiento de protesta, con Svetlana Tijanóvskaia, candidata à la presidencia en vez de su marido encarcelado, y Veronika Tsepkalo.

Las dos últimas huyeron del país bajo presión de las autoridades.

Los occidentales adoptaron sanciones contra el gobierno bielorruso, que cuenta con el apoyo de Rusia.

Aliado de Rusia, Bielorrusia sirvió de base de retaguardia de las tropas rusas para su ofensiva contra Ucrania a fines de febrero, aun pero no ha participado en los combates en el territorio ucraniano.

 

AFP